martes, 15 de junio de 2010

Madre de Dios se suma al próximo paro macroregional sur en contra de hidroeléctrica de Inambari

Las organizaciones sociales de Madre de Dios, gremios y federaciones, acordaron conformar un Comité de Lucha para unirse al próximo paro macroregional sur previsto para los días 17 y 18 de junio del presente año en protesta a la construcción de la represa de Inambari.
Así lo decidieron en una reunión celebrada en la Universidad Amazónica de Madre de Dios, UNAMAD, en donde se elaboró un pronunciamiento y una carta dirigida al despacho presidencial y al Congreso de la República. Entre los participantes al acto están la federación nativa de Madre de Dios, FENAMAD, la federación agraria departamental, FADEMAD, la federación de médicos, la base del sindicato general de trabajadores, el SUTEP, la federación de mineros artesanales “sin tierra”, entre otras organizaciones.
Se sabe que en las próximas horas se estarán sumando las demás organizaciones de la Alianza de Federaciones, y se estará conformando así un frente de lucha departamental. De esta manera la región de Madre de Dios, que hasta ahora no se había pronunciado públicamente, se sumará a la jornada de paralización que los departamentos de Puno, Cusco, Tacna, Moquegua y Arequipa están programando para el 17 y 18.
En uno de los puntos principales del pronunciamiento, se advierte a la ciudadanía que el gobierno peruano estaría próximo a firmar el “Acuerdo para el Suministro de Electricidad al Perú y Exportaciones de Excedentes al Brasil”, lo que sería “apresurado” ya que “no existe información clara sobre las ventajas económicas, los costos ambientales, sociales que traerá una medida de esta naturaleza”.
Se está exigiendo además un debate público que informe y recoja los aportes de la sociedad civil en su conjunto, especialmente de los pueblos indígenas y poblaciones locales afectadas, para que finalmente el Congreso según las prerrogativas establecidas por el artículo 56º de la Constitución, proceda a su respectiva aprobación.
En la reunión, en la que participaron también representantes de la sociedad civil, ongs, y periodistas locales, se llamó la atención sobre la próxima aprobación de la ley de desplazamiento para poblaciones afectadas por proyectos de inversión, lo que sería “sumamente preocupante” si es que esto llegara a suceder, pues sentaría un precedente para el despojo de tierras y pérdidas de derechos para otras poblaciones de otros lugares del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario