viernes, 29 de enero de 2010

Sancionan a dirigentes indígenas que favorecen a petroleras en Reserva Comunal Amarakaeri

En un hecho histórico, sin precedentes, el congreso de la FENAMAD adoptó una medida ejemplar: castigar a comuneros y dirigentes indígenas despojándoles definitivamente de su condición de comuneros. Sanción alcanza al actual presidente y representante legal ante el Estado, de la Reserva Comunal Amarakaeri, Adán Corisepa Neri.

Contra la corrupción. Así se declararon mayoritariamente los representantes y jefes de comunidades nativas de Madre de Dios, al sancionar a cuatro de sus dirigentes, Adán Corisepa Neri, Jacinto Bario Santos, Antonio Fernández Pizango y Rómulo Corisepa Dreve, durante el XV Congreso orgánico de la FENAMAD.

La sanción alcanza al actual presidente y representante legal ante el Estado, de la Reserva Comunal Amarakaeri, Adán Corisepa; al actual presidente de la comunidad nativa de Shintuya, Jacinto Bario, y a los comuneros Antonio Fernández y Rómulo Corisepa, al haber contravenido acuerdos soberanos que prohibían el ingreso de las petroleras Hunt Oil y Repsol en la Reserva Comunal Amarakaeri.

La decisión de las comunidades indígenas de Madre de Dios, organizadas en la FENAMAD, de aplicar sanciones a dirigentes o comuneros indígenas que ponen en riesgo su unidad, el bienestar y la continuidad de sus comunidades, pueblos y organizaciones es, en realidad, una práctica propia ancestral.

“Efectivamente, tal como lo señalan los ancianos harakmbut, en tiempos antiguos, todos los actos que pusieran en peligro al grupo, eran castigados físicamente y de modo violento, en proporción a su falta, así, se golpeaba las extremidades o la cabeza con instrumentos contundentes, llegándose incluso a causar lesiones permanentes o la muerte”, afirma el anciano Manuel Kameno, de la etnia harkambut.

Las faltas son consideradas de extrema gravedad, puesto que han usado sus cargos y su condición de indígenas con la finalidad de beneficiarse individualmente a costa del territorio y, por tanto, la vida de sus hermanos indígenas.

Luego de recibir las propuestas de sanción, los congresistas acordaron: “separar definitivamente de la comunidad a dichas personas, con lo cual perderán su calidad de comunero perteneciente a dicha comunidad”, seguidamente, en el punto dos se dice que, “se inicie acciones judiciales de encontrarse responsabilidad penal o civil”.

Esta decisión unánime, no resulta excesiva ni ilegal pues los estatutos comunales, que han sido redactados al amparo de la ley de comunidades nativas, señalan sanciones y regulan la condición o pérdida de la calidad de comunero, la que de modo oficial y legal puede perderse si es que existen razones atendibles y graves que justifiquen medidas de este tipo.

"De la misma manera como los pueblos indígenas han aportado con sus conocimientos sobre productos medicinales del bosque para curar enfermedades mortales, de la misma forma como los pueblos indígenas han contribuido al mantenimiento de los bosques tropicales para la humanidad, considerando la vigencia de los valores y códigos de conducta en muchas culturas, los pueblos indígenas debemos contribuir a la lucha contra la corrupción que corroe a la sociedad peruana", señaló Jaime Corisepa, presidente de la FENAMAD.

Adán Corisepa Neri

martes, 26 de enero de 2010

Indígenas de Madre de Dios rechazan construcción de hidroeléctrica de Inambari

Exigen paralización inmediata de actividades de implementación de proyecto hidroenergético. Se solidarizan con movimientos de protesta en Cusco y Puno.

Indígenas de al menos unas treinta comunidades nativas de Madre de Dios, reunidos en el más alto órgano de decisión indígena de esta parte de la Amazonía de Perú, durante el XV Congreso Regional de la Federación Nativa de Madre de Dios, FENAMAD, expresaron su decisión de rechazar el proyecto de construcción de la Central de Hidroeléctrica de Inambari, que desarrollarán las empresas brasileñas OAS y Electrobras, en la provincia de Inambari, región de Madre de Dios.

Mediante un pronunciamiento firmado por los presidentes y delegados asistentes al acto, en la comunidad nativa de Boca Inambari, después de someter a un intenso debate, éstos llegaron a la conclusión que la ejecución y puesta en funcionamiento de la planta hidroeléctrica, “generará migraciones masivas forzadas” en los centros poblados y comunidades indígenas aledañas al área de influencia directa del embalse.

Además, expusieron que el megaproyecto Inambari, llamado a ser una de las inversiones más grandes que se hayan desarrollado en el país, con aproximadamente 4 mil millones de dólares, produciría impactos económicos negativos en las actividades agrícolas, interrumpirá la carretera interoceánica en un tramo de noventa kilómetros, generará la deforestación y afectación directa a las áreas dentro de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene.

En la parte resolutiva del documento, que es publicado hoy, se exige, al gobierno central y regional, y a la comunidad nacional e internacional, la paralización inmediata de las actividades de implementación del proyecto de la hidroeléctrica. Piden, además, que se implemente el proceso de consulta previsto en el Convenio 169 de la OIT, para las poblaciones nativas para conocer su decisión y aceptación antes que se otorgue en concesión definitiva el área. Finalmente, se solidariza con todos los movimientos de protesta que vienen ocurriendo en poblaciones Cusco y Puno.

“Invocamos al pueblo de Madre de Dios, a unirse a esta preocupación de los pueblos indígenas, frente a las grandes dimensiones que la construcción de la hidroeléctrica del Inambari desencadenaría, de ejecutarse”, dice en la parte final del pronunciamiento.

WIR FORDERN EINE STELLUNGNAHME VOM PERUANISCHEN STAAT UND INTERNATIONALEN INSTITUTIONEN FÜR DEN SCHUTZ DER INDIGENEN VÖLKER IN FREIWILLER ISOLATION IN

ERKLÄRUNG

Während des 15. Kongresses der FENAMAD in der indigenen Dorfgemeinschaft Boca Inambari haben die Vorsitzenden und die Delegierten der indigenen Dorfgemeinschaften von Madre de Dios ihre Verantwortung zum Schutz der Rechte der Indigenen Völker in freiwilliger Isolation bekräftigt, die Gebiete innerhalb des Territorialen Schutzgebietes in Madre de Dios besiedeln. Wir erklären den nationalen und regionalen Autoritätsorganen und der internationalen Gemeinschaft folgendes:

1. Wir erklären, dass wir die Absicht des INDEPA (Natinales Institut für die Entwicklung der Anden-, Amazonas- und Afroperuanischen Völker) und der Zoologischen Gesellschaft Frankfurt ablehnen, die Funktion des Kontrollpostens an der Linie 343 aufzunehmen, weil dies eine Bedrohung für die körperliche und sozio-kulturelle Integrität der Indigenen Völker in freiwilliger Isolation darstellt, da dieser sich in einem Gebiet befindet, in dem diese für von aussen eingeschleppte Krankheiten extrem anfällige Bevölkerung umherzieht und die natürlichen Ressourcen nutzt.

2. Wir erklären, dass wir die von der indigenen Dorfgemeinschaft Monte Salvado vorgelegte Forderung aufnehmen, und diese zu unserer eigenen erklären, die NGO Zoologische Gesellschaft Frankfurt angesichts der von ihr im Dorf ausgelösten Familienkonflikte, Anschuldigungen und Unsicherheitszuständen definitiv auszuschliessen.

3. Wir erklären, dass wir ebenfalls die Notwendigkeit sehen, dass der Staat eine Pufferzone in dem östlich an das Territoriale Schutzgebiet angrenzenden Landstreifen einrichtet, angesichts der Häufigkeit, mit der das Auftreten und sogar Gegenüberstellungen zwischen isolierten Indigenen und anderen Personen vorkommen, die diese Gebiete durchstreifen. Es ist wichtig darauf hinzuweisen, dass diese Situation für die oben erwähnten indigenen Völker lebensbedrohend ist.

4. Wir fordern, dass der Staat die FENAMAD als rechtmässigen Gesprächspartner in der Verteidigung der in Madre de Dios existierenden indigenen Völker in freiwilliger Isolation anerkennt.

5. Wir fordern, dass der peruanische Staat über das INDEPA die indigenen Parkwächter und den Kontrollposten der FENAMAD in der indigenen Dorfgemeinschaft Monte Salvado offiziell anerkennt, von dem aus seit 2005 das Territoriale Schutzgebiet zum Zweck des Schutzes der Indigenen Völker in freiwilliger Isolation überwacht wird, die sich am Oberlauf des Flusses Piedras, am Tahuamanu, Acre und Yaco aufhalten.

6. Wir fordern vom peruanischen Staat, diejenigen Urteile und Rechtsentscheide umzusetzen, die zum Zwecke des Schutzes der Indigenen Völker in Isolation von internationalen Gerichtsinstanzen erlassen wurden.

7. Wir ersuchen den peruanischen Staat und die Regionalregierung von Madre de Dios um die sofortige Aufsetzung der technischen Richtlinien für die Vorbeugung, für Notfälle und für die Minderung von negativen Auswirkungen auf die Gesundheit, die sich aufgrund von Ansteckungen bei Völkern in Isolation und in anfänglicher Kontaktsituation in Madre de Dios ergeben können.


Boca Inambari, 18. Januar 2010

lunes, 25 de enero de 2010

Indígenas denuncian que Sociedad Zoológica de Francfort pone en peligro vida de sus hermanos en aislamiento voluntario


Exigen además retiro definitivo de ong alemana de territorio de comunidad nativa. Expresan su preocupación por puesto de control 343, ubicado en la Reserva Territorial para Aislados de Madre de Dios, donde es frecuente el avistamiento y contacto con esta población nómade. Es importante saber que los aislados son especialmente vulnerables a enfermedades externas.
Una gripe puede acabar con la vida de muchos de ellos.

Los presidentes y delegados de veinticinco comunidades nativas y los dirigentes de organizaciones indígenas de Madre de Dios, reunidos en la comunidad nativa de Boca Inambari, el 16, 17 y 18 de enero de 2010, con motivo del XV Congreso Regional de la FENAMAD, demandaron el retiro inmediato de la ong alemana Sociedad Zoológica de Francfort (SZF) del ámbito del territorio de la comunidad nativa de Monte Salvado, según estipula así su estatuto.

Esta declaración se hizo en el marco del XV Congreso Regional de la FENAMAD, en la que los apus y jefes indígenas acordaron, de esta manera, a solicitud de la propia comunidad, respaldar el memorial firmado el 15 de noviembre del 2009, en asamblea extraordinaria realizada en Monte Salvado, en donde se emplaza a la SZF a desalojar su comunidad por estar ocasionando “fuerte divisionismo entre comuneros y comuneras”.

El pronunciamiento firmado el 18 de enero del 2010 por los congresistas, acogió el pedido de las bases de “hacer nuestra la petición de retiro definitivo y prohibición de ingreso a la ONG Sociedad Zoológica de Francfort, presentada por la comunidad nativa Monte Salvado, ante los conflictos familiares, acusaciones y estado de zozobra que viene generando en la comunidad”.

Esta petición está sustentada en el estatuto de Monte Salvado, que permite la expulsión de foráneos que alteren la tranquilidad interna de su comunidad. Asimismo, hacen saber al Gobierno del Perú, Embajada de Alemania en el Perú, Defensoría del Pueblo, Ministerio de Salud y a las financieras y donantes extranjeros a intervenir en la solución pacífica de este conflicto.


El Congreso o Asamblea General Ordinaria de la FENAMAD, que se lleva a cabo cada tres años, es la máxima instancia de gobierno indígena, tiene carácter deliberativo y resolutivo. En él se deciden los principales acuerdos y se consensúan las políticas que asumirá el Consejo Directivo al frente de la Federación.

Critican puesto de control en la línea 343

Durante el XV Congreso estatutario de la FENAMAD, se resolvió también: “Rechazar la intención de INDEPA y la Sociedad Zoológica de Francfort, de poner en funcionamiento el puesto de control ubicado en la línea 343, por la amenaza que representa para la integridad física y sociocultural de los pueblos indígenas en aislamiento, al estar localizado en una zona de desplazamiento y aprovechamiento de recursos naturales por esta población altamente vulnerable a enfermedades externas”.

También se pide que el Estado peruano establezca una zona de amortiguamiento en la franja colindante a la Reserva Territorial, por el este, ante la frecuencia con que se vienen dando avistamientos e inclusive enfrentamientos entre indígenas aislados y personas que transitan por estas zonas.

Que el Estado reconozca a la FENAMAD como interlocutor válido en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas aislados en Madre de Dios, y que el mismo, a través de INDEPA, proceda al reconocimiento oficial de los guardaparques indígenas y del puesto de control de la FENAMAD en Monte Salvado. Desde este lugar se ejerce la vigilancia de la Reserva Territorial en resguardo de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario de los ríos Alto Piedras, Tahuamanu, Acre y Yaco, desde el año 2005.

miércoles, 20 de enero de 2010

Humo blanco en máxima cónclave indígena. Madre de Dios, Perú: Jaime Corisepa, de la etnia Harakmbut, asume la presidencia de la FENAMAD hasta el 2012



Nueva Junta Directiva llama a la unidad de la AIDESEP y de COICA. Congreso ratifica apoyo a la defensa de la Reserva Comunal Amarakaeri.

Con 46 votos a favor la lista número dos, presidida por el líder indígena Jaime Corisepa Neri, del pueblo Harakmbut, se impuso en las elecciones generales de los pueblos y organizaciones indígenas de Madre de Dios, durante las celebraciones del décimo quinto Congreso Regional de la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes, FENAMAD.

De esta manera el nuevo Consejo Directivo de la FENAMAD, durante el periodo 2010-2012, queda constituida de la siguiente manera:

Presidente: Jaime Corisepa Neri (de la etnia Harakmbut)
Vicepresidente: Klaus Quicque Bolívar (Harakmbut)
Secretario: Jorge Payaba Cachique (Shipibo Conibo)
Tesorero: Augusto Jojaje Eriney (Ese eja)
Vocal: Alicia Fernández Pérez (Yine)
Fiscal: Edy Manrique Huajohuajo Jona (Ese eja)

El Congreso o Asamblea General Ordinaria, es la máxima instancia de gobierno indígena de la FENAMAD, con poder de decisión resolutiva y deliberativa en la región, ahí es donde emanan los principales acuerdos y se consensúan las políticas de acción que se asumirá durante los próximos tres años.

La Junta Directiva entrante, hizo suyo el pedido de los presidentes y delegados de las comunidades nativas de base asistentes al plenario, en donde se llama a la “unidad de los pueblos indígenas del Perú y del continente para el fortalecimiento de nuestra organización nacional y supranacional”, por cuanto el movimiento indígena requiere de plataformas institucionales y planteamientos sólidos frente a los problemas actuales.

Jaime Corisepa, en sus primeras declaraciones como presidente de la FENAMAD, hizo pública la invocación a las organizaciones nacional AIDESEP e internacionales COICA y CIPIACI, para mantener la unidad y coherencia gremial e institucional. “Invocamos a las organizaciones indígenas que integran AIDESEP, COICA y CIPIACI, a reforzar la unidad y dedicar su mayor esfuerzo para mejorar su desenvolvimiento, para contribuir de este modo a su consolidación, pese a las acciones de debilitamiento que ejecuta el gobierno actual”, manifestó.

La lista número dos de Jaime Corisepa se impuso sobre la lista número uno de Julio Cusurichi Palacios, en las recientes elecciones celebradas en la comunidad nativa de Boca Inambari, con motivo del XV Congreso Regional de la FENAMAD, los días 16, 17 y 18 de enero del 2010. Al final del escrutinio, el Comité Electoral proclamó como ganador a la lista número dos con 46 votos a favor de 32 de la lista rival.

Cusurichi es un experimentado dirigente indígena que pertenece a la etnia Shipibo Conibo. A diferencia de Jaime Corisepa, que es de la comunidad nativa de Puerto Azul, dentro de influencia de la parte alta, proviene de la parte baja del río Madre de Dios. Es por eso que su reconocimiento como antiguo y militante defensor de la Reserva Comunal Amarakaeri, territorio ancestral de los pueblos Harakmbut, Yine y Machiguenga, se manifestó en el congreso mediante un pronunciamiento.

Durante el XV Congreso Regional de la FENAMAD se ratificó apoyar la decisión de las comunidades nativas del alto Madre de Dios y de la FENAMAD, de rechazar la ejecución de operaciones hidrocarburíferas de la Hunt Oil y Repsol dentro del territorio ancestral de la Reserva Comunal Amarakaeri.

“A lo largo de casi treinta años, los pueblos indígenas de Madre de Dios hemos respaldado firmemente las acciones de nuestros hermanos Harakmbut, Yine y Machiguenga, para lograr la creación y consolidación de la Reserva Comunal Amarakaeri. Es por eso que ahora todas las comunidades nativas presentes en este Congreso apoyaremos las acciones de defensa de este territorio ancestral que tanto nos ha costado a los indígenas”, se lee en el comunicado oficial.



Consejo Directivo entrante: De izquierda a derecha, presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, vocal y fiscal.