martes, 27 de octubre de 2009

Indígenas “amarakaeris” decididos a desalojar a la Hunt Oil

Convocan de urgencia comisión de alto nivel entre el Gobierno, la Hunt Oil y los indígenas

Al menos unos doscientos indígenas de la Reserva Comunal Amarakaeri se encuentran concentrados en Salvación, capital de la provincia del Manu, en Madre de Dios, al suroriente del Perú, para exigir el retiro de la compañía estadounidense Hunt Oil de su territorio.

Los indígenas se encuentran desde el lunes por la tarde en Salvación, donde está la base principal de operaciones de la Hunt Oil, después de surcar por varios días la zona alta del río Madre de Dios y de convocar a las comunidades nativas aledañas a la Reserva Comunal Amarakaeri. En total, las comunidades nativas participantes son Barranco Chico, Boca Inambari, Boca Isiriwe, San José de Karene, Puerto Azul, Diamante y Shintuya, y se espera que en las próximas horas se sume Shipetiari.

El lunes 26 se realizó una reunión entre los representantes de la Hunt Oil, los dirigentes indígenas y autoridades locales, ante la presencia del fiscal de la Nación y efectivos de la Policía, en donde se decidió convocar con carácter de urgencia una comisión de alto nivel, integrada por el primer ministro, Javier Velásquez, el ministro del Ambiente, Antonio Brack, el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, y altos ejecutivos de la Hunt Oil, para dar solución a los problemas generados en esta parte de la Amazonía peruana que la Defensoría del Pueblo activó como nuevo conflicto social.

La reunión se llevará a cabo este miércoles 28 de octubre en la localidad de Salvación. Los dirigentes indígenas “amarakaeris”, de las etnias Harakmbut, Yine y Machiguenga, expresaron su firme decisión de su pueblo de ir “desalojar” a la petrolera, si es que se persiste con la continua violación de sus derechos. Para ello, se tiene programado una serie de acciones a fin de informar y sensibilizar a la población local, nacional e internacional a fin de que se solidaricen con las demandas indígenas.

Los nativos denunciaron que la Hunt Oil ya estaría trabajando en el interior de la Reserva Comunal Amarakaeri, y que incluso habría más de mil trabajadores que estarían en la etapa final de topografía previa a la de sísmica, pese a la negativa de las comunidades nativas a la actividad de hidrocarburos y a la intensión de los ejecutivos de la Hunt Oil, Silvana Lay y Arturo Chávez, de respetar la voluntad del pueblo indígena.

Ante ello, y una serie de incumplimiento más, generados a partir de incumplimientos de la compañía estadounidense con sede en Texas, los indígenas han comunicado su acuerdo comunal de dialogar directamente con los propietarios de la Hunt Oil, los que “toman verdaderamente decisiones”, ya que sus actuales representantes no han sabido transmitir el clamor del pueblo indígena de Madre de Dios de rechazo a la actividad de hidrocarburos de las empresas Hunt Oil y Repsol.

El pueblo “amarakaeri” lo conforman ocho comunidades nativas beneficiarias de la Reserva Comunal Amarakaeri más dos organizaciones indígenas, la FENAMAD y COHARYIMA, que lo administran a través del Ejecutor del Contrato de Administración, ECA-RCA conjuntamente con el Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario